El musicólogo, doctor en Bellas Artes y profesor asociado de la UCLM, entre otras titulaciones, Marco Antonio de la Ossa presentó durante la tarde de ayer su tercer libro Ángel, musa y duende: Federico García Lorca y la música en la Facultad de Educación de la UCLM en Cuenca. El acto fue presentado por la Vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria, María Ángeles Zurilla y también se contó con la presencia del Director Académico, Juan Antonio Mondéjar y el Director Técnico de Publicaciones, José Antonio Perona. La obra, editada por ‘Ediciones de la Universidad de Castilla-la Mancha‘ y coeditada por la editorial ‘Alpuerto’, es fruto de varios años de investigación y pretende acercarse a la vertiente musical de Federico García Lorca “el escritor español, con permiso de Cervantes, más leído en el extranjero, más traducido y más representado”, se atrevía a afirmar De la Ossa.

noticia_angel_musa_02
Una de las facetas más desconocidas del poeta puesto que no dejó un legado de partituras escrito. Aún así, el libro incluye partituras recopiladas gracias a la información aportada por “barracos” –estudiantes que trabajaron con él representando sus obras en la famosa compañía de teatro ‘La Barraca’-. El autor recalcó la pasión por el flamenco del artista y la representación de sus dramas por medio de la música. Conocedor de la armonía, pianista y, en ocasiones, intérprete a la guitarra “se convertía en el centro de atención cada vez que tocaba”, declaraba De la Ossa. También relató las inquietudes de Lorca por estudiar en París, “el centro artístico por excelencia” en aquel momento y que, por empeño de sus padres, terminó en la ‘Residencia de Estudiantes de Madrid’; “uno de los centros más importantes de la España del siglo XX”, estimó el autor, “el centro respira magia; acudir allí sabiendo que han estado artistas como Dalí, Buñuel, Lorca y muchos otros da cierto respeto”. El autor comenzó a escribir el libro a raíz de su tesis sobre la guerra civil española. Durante su investigación se dio cuenta de que muchas de las canciones que se cantaban en el bando republicano provenían de Lorca. “Habían sido contrafactas, como la gente conocía muy bien las melodías, les cambiaron el texto en la guerra civil”, relataba. El libro abarca a su vez otros aspectos del poeta y músico. Por una parte, dibuja el retrato de la personalidad del artista, despistado, ensimismado en su creación; “si existe un gen artístico, en Lorca estaba muy acentuado”, afirmaba jocosamente el autor. Por otro, las misteriosas circunstancias de su asesinato, cuyos restos desaparecieron. En definitiva, una obra que como el autor resume trata de “bucear en la vida y obra de un genio”.

pianista

El pianista Luis Palop Marqués en el momento de la presentación.

 

 

Últimas noticias