Pintor y escritor español nacido en Torredonjimeno, Jaén. Pasó su infancia y adolescencia en Córdoba, donde fundó, junto a Ricardo Molina, Juan Bernier, Pablo García Baena, Julio Aumente y Mario López, una revista, que fue un baluarte de la posguerra. Posteriormente, se trasladó a Madrid, donde comienza su carrera como ilustrador en las revistas La estafeta literaria y Fantasía y en el semanario El Español. Viajó a París, Río de Janeiro, en la cual permanece algunos años, Suiza, Lisboa y Venecia, entre otras ciudades. En los años 60 se asienta en Madrid, donde permanece dedicado a su obra, aunque sin perder su vinculación con Córdoba. Las décadas de los 70 y 80 son las de la confirmación de este artista del pincel y el lápiz. Destaca por una pintura elaborada, miniaturista, mágica, simbólica y donde se refleja su sensibilidad andaluza y sensual.

Su obra se desglosa en tres grandes vertientes, los dibujos de ángeles, los retratos y los cuadros fantásticos. A partir de los 90, desarrolla su faceta de escritor con la publicación del cuento erótico El árbol de la alcoba, al que siguieron obras de teatro y poesía como El navegante que se quedó en Toledo, Penumbrales de la Romeraca, El hombre que se casó con Charles Chaplin, Donde nunca se hace tarde o La tienda de las ambigüedades.

 

Capítulos publicados en esta editorial:

Liébana, G. (2009). Poemas. En Luján Atienza, A.L. y Muelas Herraiz, M. Pablo García Baena. Leer y entender la poesía, (pp. 225-227). Cuenca: Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.