Vladimir Maiakovski (1893-1930) desde muy joven comenzó a escribir poesía. Tuvo que pronto marchar con su familia a Moscú, y allí entró en contacto con el ambiente revolucionario de la Rusia proletaria de principios de siglo.
Durante la década de los años veinte viajó por Europa, participando en congresos y conferencias, creando material de propaganda, desde carteles o pósters hasta poemas, obras de teatro, canciones para el Ejército Rojo y para las instituciones del Estado obrero y guiones cinematográficos.

Algunas de sus obras más conocidas son La Nube en Pantalones (1915), La Flauta Vertebral (1915) y Misterio bufo (1918). En su obra teatral destaca La chinche (1929). Su gran poema es Hablando a gritos (1930) que dejó inacabado y está considerado como su testamento espiritual.

 

Libros publicados en esta editorial:

-Para la voz